Cursos, formación, oposiciones y master, cursos subencionados
Noticias Locales GETAFE

¿Son útiles los deberes?

GETAFE/El aula sin muros (19/07/2018) – Llevamos ya un tiempo debatiendo sobre si los deberes o tareas escolares que ocupan las tardes de las niñas, los niños y sus familias son realmente necesarios o útiles para la mejora del rendimiento académico. Además, también se ha puesto sobre la palestra el gran coste temporal de estos, el tiempo que obliga a los niños y niñas a dejar de jugar o divertirse en su tiempo libre para prolongar su jornada escolar, más allá de las cinco horas diarias (en el mejor de los casos), ya que como muy bien sabemos, muchos empiezan su jornada entre las 7.30 y las 9.00 horas de la mañana y la terminan a las 16.00 horas o incluso más tarde.

Puede que un objetivo tan loable como mejorar el aprendizaje o crear hábitos de trabajo en una situación externa al ámbito de trabajo del docente requiera del previo acuerdo con las familias, puesto que el contexto familiar debe facilitar el trabajo colaborativo necesario para ello, pero a la par, un estudio y debate de si se consiguen los fines propuestos.

Estas tareas escolares se encomiendan a nuestros infantes, pero las asumen como propias en una gran cantidad de casos las familias, y es en este momento cuando aumentan las desigualdades de logro. Hay familias que pueden asumir perfectamente esta responsabilidad, otras que pueden delegarla pagando clases particulares, pero hay otras que no pueden asumirla: ya sea por falta de tiempo, puesto que trabajan muchas horas fuera de casa y no pueden atender adecuadamente a sus hijos; por formación, la familia no tiene los conocimientos suficientes para dirigir las tareas de manera satisfactoria; pero sobre todo económicos, ya que ante una de las dos situaciones anteriores, no tienen suficientes recursos económicos para pagar una academia o clases particulares para solventar la situación.

Podemos realizar una pequeña clasificación de los fines de los deberes: repasar, reforzar o terminar lo que no ha dado tiempo a trabajar en la escuela. El primero suele conducir a la realización de actividades repetitivas y abusivas que no mejoran el aprendizaje, se prioriza la cantidad sobre la calidad. El segundo aumenta las desigualdades sociales, ya que es una herramienta para la competición, en la que ganan los que más recursos tienen (económicos). El tercero, es fruto de unos currículos académicos irracionales y desmedidos que imposibilitan el respeto a los tiempos de aprendizaje del alumnado, donde se prima la fragmentación en materias y con miras a unas pruebas externas consignadas por la OCDE. ¿Realmente los deberes tienen en cuenta el beneficio del alumnado?

Noticia Completa



Comentarios ¿Qué opinas?...
CONTACTO: NO ENVIAR CV, serán borrados por el sistema. Recordar que nosotros no ofrecemos empleo solo publicamos información laboral de terceros. Si quieres publicar ofertas de empleo, o cualquier otra duda o sugerencia: alexserranodelmazo@hotmail.es

POLÍTICA COOKIES | PROTECCIÓN DE DATOS | AVISO LEGAL